Comunicat ofical Lleida Rural

Durante las últimas horas algunos medios han publicado que una compañera nuestra, Mireia Boya, cesó la actividad de su alojamiento de turismo rural el pasado septiembre de 2017. Se vió obligada a cerrar, tal como explica en su cuenta de Twitter, a causa de las amenazas e insultos recibidos a partir de la publicación de unos artículos sobre su alojamiento en un diario digital.

Desde la Federación de Casas de Turismo Rural de Lleida queremos hacer público lo siguiente:

  • Manifestar nuestra solidaridad con Mireia Boya como profesionales del turismo rural, condenando las amenazas que se le dirigieron a ella y a sus clientes.
  • Rechazar absolutamente la difusión de mentiras y falsedades sobre las personas y sus actividades profesionales.

Dejar un comentario